MEMORIAL 31 DE MARÇO DE 1964

MEMORIAL 31 DE MARÇO DE 1964
Avião voa sobre a orla carioca em 31/03/2014, ostentando faixa com os seguintes dizeres: "PARABÉNS MILITARES - 31/MARÇO/64 - GRAÇAS A VOCÊS O BRASIL NÃO É CUBA". Clique na imagem acima para acessar MEMORIAL 31 DE MARÇO DE 1964 - uma seleção de artigos sobre o tema.

quinta-feira, 8 de janeiro de 2009

Islamização do mundo ocidental

ALERTA: Islamización del mundo occidental (IX)

Por diversas vías, llegó a mis manos la traducción de una conferencia recientemente dictada en New York por el diputado holandés Geert Wilders, quien, además, es Presidente del Partido para la Libertad de los Países Bajos.

Creo conveniente proponerles los siguientes pasajes de dicha conferencia para su análisis y discusión en el próximo Círculo de Estudios.

"En una generación o dos, los EEUU se preguntarán: ¿Quién perdió Europa?"

"Queridos amigos, Muchas gracias por invitarme. Es grato estar en Tour Seasons. Yo vengo de un país que tiene sólo una temporada: una temporada de lluvias que comienza el 1 de enero y termina el 31 de diciembre. Cuando tenemos tres días de sol seguidos, el Gobierno declara emergencia nacional. Por tanto, Four Seasons (Cuatro Estaciones) es nuevo para mí. Es magnífico estar en New York. Cuando veo los rascacielos y edificios de oficinas, creo en lo que Ayn Rand dijo: 'El cielo sobre Nueva York y la voluntad del hombre hecha visible...'

Yo vengo a América con una misión. No todo está bien en el Viejo Mundo. Hay un enorme peligro inminente, y es muy difícil ser optimista. Podemos estar en la fase final de la islamización de Europa. Esto no sólo es un peligro claro y actual para el futuro de la propia Europa, es una amenaza para América Latina y la simple supervivencia de Occidente. El peligro inminente que veo es el escenario de América como el último hombre de pie. Veo a los Estados Unidos como el último bastión de la civilización occidental frente a una Europa islámica. En una generación o dos, EE.UU. se preguntará a sí mismo: ¿Quién ha perdido Europa? Patriotas de toda Europa arriesgan sus vidas cada día para evitar, precisamente, que este escenario se convierta en una realidad.

Mi breve conferencia consta de 4 partes. En primer lugar voy a describir la situación sobre el terreno en Europa. A continuación, voy a decir algunas cosas sobre el Islam. En tercer lugar, si ustedes todavía están aquí, voy a hablar un poco sobre la película que acaban de ver. Para terminar les contaré acerca de una reunión a celebrarse en Jerusalén.

La Europa que conocemos está cambiando. Ustedes han visto probablemente los hitos. La Torre Eiffel y Trafalgar Square y los edificios de la antigua Roma y quizás los canales de Ámsterdam. Todavía están allí. Y todavía se puede mirar lo mismo, como fue hecho hace cien años. Pero en todas estas ciudades, a veces, a pocas cuadras de su destino turístico, hay otro mundo, un mundo que muy pocos visitantes ven y que no aparece en su guía turística. Es el mundo paralelo de la sociedad musulmana creada por la inmigración en masa. En toda Europa una nueva realidad va en aumento: todo es musulmán, son muy pocas las personas nativas que residen en esos barrios... Es el mundo de cabeza de pañoletas, donde las mujeres caminan alrededor, en menor número por las tiendas, con cochecitos de bebé y un grupo de niños. Sus maridos, o amos de esclavos, si prefieren, caminan tres pasos por delante.

Con muchas mezquitas en las esquinas. Las tiendas tienen signos que nosotros no podemos leer. Será muy difícil encontrar alguna actividad económica. Son ghettos musulmanes controlados por fanáticos religiosos. Barrios musulmanes que se multiplican en las ciudades de toda Europa y que son los elementos básicos para el control territorial de cada vez más porciones de Europa, calle por calle, barrio por barrio, ciudad por ciudad.

En la actualidad hay miles de mezquitas en toda Europa. Con congregaciones más grandes de las que hay en las iglesias. Y en cada ciudad europea hay planes para construir súper mezquitas que dejarán diminutas a toda iglesia en la región. Evidentemente, la señal es la siguiente: nosotros imponemos la regla.

Muchas ciudades europeas ya tienen una cuarta parte musulmana: acaban de tomar Ámsterdam, Marsella y Malmö en Suecia. En muchas ciudades la mayoría de la población menor de 18 años es musulmana. París está rodeada por un anillo de barrios musulmanes. Mohammad es el nombre más popular entre los niños en muchas ciudades. En algunas escuelas primarias de Ámsterdam la granja ya no puede ser mencionada, porque eso significaría también mencionar el cerdo, y sería un insulto a los musulmanes. Muchas escuelas estatales en Bélgica y en Dinamarca sólo sirven alimentos 'halal' a todos los alumnos...

Las antenas satelitales no apuntan a las estaciones de televisión local, pero si a las estaciones del país de origen.

En Francia, se recomienda a los maestros de las escuelas evitar los autores que se consideren ofensivos para los musulmanes, incluidos Voltaire y Diderot, lo mismo en el caso de Darwin. La historia del Holocausto, en muchos casos ya no se enseña, porque hiere la sensibilidad de los musulmanes. En Inglaterra los tribunales de la Sharia son ahora, oficialmente, parte del sistema jurídico británico.

Muchos barrios en Francia no son zonas para la mujer sin la cabeza cubierta con pañuelos. La semana pasada, un hombre casi murió después de ser golpeado por musulmanes en Bruselas, porque bebió durante el Ramadán.

Los judíos huyen de Francia en números record. Se escapan de la peor ola de antisemitismo desde la Segunda Guerra Mundial. El francés es ahora comúnmente hablado en las calles de Tel Aviv y Netanya, Israel. Podría seguir permanentemente con historias como esta. Historias acerca de la islamización.

Un total de cincuenta y cuatro millones de musulmanes viven ahora en Europa. La Universidad de San Diego recientemente calculó que un asombroso 25 por ciento de la población en Europa será musulmana dentro de una década. Bernhard Lewis ha pronosticado una mayoría musulmana a finales de este siglo. Estos son números y los números no serían una amenaza si los inmigrantes musulmanes tuvieran un fuerte deseo de integrarse. Sin embargo, hay pocos indicios de ello. El Pew, Centro de Investigación, informó que la mitad de los franceses musulmanes ven su lealtad al Islam superior a su lealtad a Francia. Un tercio de los musulmanes franceses no se oponen a los ataques suicidas. El Centro Británico para la Cohesión Social informó que un tercio de los estudiantes musulmanes británicos están a favor de un califato en todo el mundo. Un estudio holandés informó que la mitad de los musulmanes holandeses admiten 'entender' los ataques del 11 de septiembre

La demanda de los musulmanes es lo que ellos llaman «el respeto». Y así es como les damos respeto. Nuestras élites están dispuestas a darles. Eso es ceder. En mi propio país hemos sido llamados por un miembro del gabinete a convertir los días festivos musulmanes en días de fiestas oficiales del estado. O declaraciones de otro miembro del gabinete, diciendo que el Islam es parte de la cultura holandesa. O una afirmación del abogado general Demócrata Cristiano que está dispuesto a aceptar la sharia en los Países Bajos si hay una mayoría musulmana. Tenemos miembros del gabinete con pasaportes de Marruecos y Turquía.

Las demandas musulmanas son apoyadas por el comportamiento ilegal, que va desde delitos menores y de violencia al azar, por ejemplo, -contra los trabajadores de ambulancia y los conductores de autobús- a los pequeños disturbios. París ha sido testigo del levantamiento en los suburbios de bajos ingresos, el banlieus. Algunos prefieren considerar que se trata de incidentes aislados, pero yo lo llamo una intifada musulmana. Denomino a los autores 'colonos'. Porque eso es lo que son. Ellos no vienen a integrarse en nuestras sociedades, sino que vienen a integrar nuestra sociedad en sus Dar-al-Islam. Por tanto, son colonos.

Gran parte de esta violencia en las calles que mencione se dirige exclusivamente contra los no musulmanes, obligando a muchos nativos a abandonar sus barrios, sus ciudades, sus países.

Los políticos tímidos lejos están de adoptar una postura en contra de esta creciente sharia. Ellos creen en la igualdad de todas las culturas. Por otra parte, en un nivel mundano, los musulmanes son ahora un voto decisivo que no puede ser ignorado.

Nuestros muchos problemas con el Islam no pueden explicarse por la pobreza, la represión o la Comunidad Europea del pasado colonial, como dicen las reclamaciones de la izquierda. Tampoco tiene nada que ver con los palestinos o las tropas americanas en Iraq. El problema es el Islam en sí mismo.

Permítame darles un resumen del Islam 101. (Web que explica el Islam). Lo primero que necesitan saber sobre el Islam es la importancia del libro del Corán. El Corán es la palabra personal de Allah, revelado por un ángel a Mahoma, el profeta. Aquí es donde comienza la cuestión. Cada palabra en el Corán es palabra de Alá… Es válido para todos los musulmanes y para todos los tiempos. Por lo tanto, no existe tal cosa como un Islam moderado. Claro, hay un montón de musulmanes moderados. Sin embargo, un Islam moderado no existe.

El Corán pide odio, violencia, sumisión, asesinato y terrorismo. El Corán exhorta a los musulmanes a matar a los no musulmanes para aterrorizarlos y para cumplir con su deber de emprender la guerra: la jihad violenta. Jihad es un deber para cada musulmán, el Islam es gobernar el mundo por la espada. El Corán es claramente antisemita, describiendo a los judíos como monos y cerdos.

También es necesario saber la importancia del profeta Mohammad. Su comportamiento es un ejemplo para los musulmanes y no puede ser criticado. Ahora, si Mohammad ha sido un hombre de paz, digamos como Gandhi o la Madre Teresa unidos en uno solo, no habría ningún problema. Sin embargo, Mohammad fue un caudillo, un asesino de masas, un pedófilo, y tenia varios matrimonios al mismo tiempo. La tradición islámica nos dice la forma en que luchó en las batallas, cómo asesinó a sus enemigos e incluso hubo prisioneros de guerra ejecutados. Mohammad mismo sacrificó a la tribu judía de Banu Qurayza. Aconsejó sobre las cuestiones de esclavitud, pero nunca aconsejó liberar a los esclavos. El Islam no tiene otra moral que el avance del Islam. Si es bueno para el Islam, es bueno. Si es malo para el Islam, es malo. No hay ninguna zona gris u otro lado.

Que nadie se engañe, que el Islam es una religión, claro, tiene un dios, y en el futuro 72 vírgenes, pero, en su esencia, el Islam es una ideología política. Es un sistema que establece las disposiciones para la sociedad y la vida de cada persona. El Islam quiere regular cada aspecto de la vida. Islam significa 'sumisión'. El Islam no es compatible con la libertad y la democracia porque se impone por la sharia. Si usted quiere comparar el Islam a algo, compárelo con el comunismo o con el nacional-socialismo, éstas son ideologías totalitarias.

Es necesario saber esto sobre el Islam con el fin de entender lo que está sucediendo en Europa. Para millones de musulmanes el Corán y la vida de Mohammad no tienen 14 siglos de antigüedad, son una realidad cotidiana, un ideal, que guía todos los aspectos de sus vidas. Ahora se entiende lo dicho por Winston Churchill sobre el Islam como 'la fuerza más retrógrada en el mundo', y se comprende, también, la razón por la que Mein Kampf fue comparado con el Corán".


***

Servicio de Difusión Selectiva de FLASHESCulturales

Dir. Resp.: Prof. Alexander TORRES MEGA

Noticias, documentos y opiniones referentes a cuestiones educativas y culturales.

MEC 114-84-8231 *Reg. Ley Imp. T. VII, Fo. 296

Domicilio: Anzani 2008 – CP 11600 – Montevideo, Uruguay

Tel/faxes: (598-2) 481 06 94 y 480 21 91 - Celular 099 666 091

E mail: FlashesCulturales@adinet.com.uy